10/01/2016 Alejandro Casas

¿Qué es el hosting web?

El hosting web (alojamiento web, en castellano) es el servicio que provee a los usuarios de Internet un sistema para poder almacenar información, imágenes, vídeo, o cualquier contenido accesible vía web. Es una analogía de “hospedaje o alojamiento en hoteles o habitaciones” donde uno ocupa un lugar específico, en este caso la analogía alojamiento web o alojamiento de páginas web, se refiere al lugar que ocupa una página web, sitio web, sistema, correo electrónico, archivos, etc… en internet o más específicamente en un servidor.

Piensa en las carpetas y los archivos que almacenas en tu ordenador. Se guardan en el disco duro de tu equipo para que puedas acceder a ellos siempre que los necesites. Una página web es lo mismo que un documento de texto: necesita un ordenador donde almacenarse. Ahora bien, la diferencia es que el ordenador donde guardas tu web debe estar siempre encendido, porque quieres que se pueda acceder a ella en cualquier momento del día.

Para que tu web pueda estar disponible las 24 horas, el ordenador en el que se guarda tiene que ser muy superior al equipo que tienes en casa. También debe estar conectado a Internet a través de una red mucho más potente de lo normal. Estos ordenadores tan potentes son lo que conocemos como servidores (se llaman así porque “sirven” las páginas a los internautas cuando estos las solicitan). Por lo tanto, denominamos hosting (alojamiento web) a ese servicio de almacenamiento de páginas web, permanentemente disponible y conectado a Internet.

Para tener tu página web siempre online, podrías conectar tu ordenador a Internet y tenerlo encendido todo el día, pero esto no resultaría muy práctico (imagina que se va la luz o que se estropea ese ordenador). Tu conexión a Internet casera tampoco sería suficiente para permitir que muchas visitas entraran en tu web al mismo tiempo.

Por eso existen los proveedores de hosting, para almacenar tu sitio web y mantenerlos conectados a Internet permanentemente a través de conexiones seguras y fuertes, lo que permite que acceda mucha gente a tu web de forma simultánea, sin que se produzca ningún error.

Si quieres tener un sitio web, necesitarás un servicio de hosting, a menos que tengas fondos suficientes para comprar tu propio servidor y una conexión a Internet muy potente (lo cual resulta muy costoso económicamente).